sábado, septiembre 04, 2004

El malo de Toy Story II

Después de ver Toy Story II (Brannon & Lasseter, 1999) me preguntaba qué tenía realmente de “malo” el supuesto "malo" de la película: Al. La historia de Toy Story es conocida; juguetes que cobran vida, muñecos personificados cuya identidad se resuelve en el "amor" de los niños, etc. Pero, ¿qué es lo que convierte en "malo" a Al? Bien mirado, sólo se trata de un cuarentón solitario, feo, medio calvo y gordinflón que pretende vender al muñeco del Sheriff Woody y con ello ganar el dinero suficiente para olvidarse de su trabajo como "hombre anuncio". ¡Terrible delito! No hace falta un gran esfuerzo intelectual para comprobar que bajo la capa de un cuento infantil teóricamente inocuo y hasta edificante, Toy Story II nos cuela una ideología deplorable, en dónde se consideran mucho más valiosos los sentimientos proyectados sobre un juguete animado (como es sabido, Walt Disney acostumbra "proyectar" el alma sobre los animales) propiedad de un niño de papá, que la existencia de Al, el desventurado "hombre-pollo".

Toy Story II


Es otra prueba de que la maldad y el miedo no necesitan representarse en lo extraordinario. Ambos terrores habitan en lo cotidiano, en nosotros mismos. Lo que nos asustaba del personaje de Robin Williams en Retratos de una obsesión (Romaneck, 2002) era justamente su familiaridad. No era que fuera psicópata, o asesino aquello que nos aterrorizaba; sino que fuera decadente, solitario, taciturno y obsesivo: nuestras propias posibilidades neuróticas; nuestra des-realización (en lenguaje junguiano). Es decir, todo aquello en lo que podemos convertirnos, si algo sale mal... Un antecedente de este "terror familiar" puede situarse en el clásico Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (Murnau, 1922); pues ¿Como no ver que lo que nos ponía los pelos de punta no era precisamente la condición del vampiro como tal; sino su vieja decrepitud, su desgraciado erotismo, su feísmo…?

¿Qué son Los grandes "malos" del cine sino sólo un sombreado de nuestra propia humanidad en permanente peligro de destrucción? Sí, creo que continúan asustándonos los gordos -dejando aparte a Garfield, el gato de los "huesos anchos"-, y más si ejercen de "hombres-pollo".

Nosferatu


6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Baruch! Eres un crack, que peazo de blog, que bien currado! Un placer leerte. Nos vemos por el chat, saludos!

2:17 p. m.  
Blogger MarArlandi said...

Y qué crees tú que es el mal, para los que creemos en él, sino otra aprarte de nuestro propio miedo a ser diferentes a lo que nos creemos que somos. Nuestro mayor miedo es ese que nos lleva a la exclusión. Social o familiar.

3:59 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

I got identified as having celiac more than a year ago and
have started inventing my very own gluten-free recipes.
I've gotten so many requests from people who I want to begin a blog to begin posting them. What free blog websites are on the market and which of them would be the easiest to access/most likely to pop up on the search engine?.

my blog post; Vaginal Mesh Lawsuit

10:42 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Wow, this paragraph is pleasant, my younger sister is analyzing these things,
therefore I am going to tell her.

Also visit my site: Illinoispibetaphi.Com

5:14 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Magnificent beat ! I would like to apprentice while you amend your website,
how can i subscribe for a blog website? The account
helped me a applicable deal. I had been a little bit acquainted of this your broadcast
provided vibrant transparent idea

Also visit my web blog :: cost of dental implants

6:43 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I think this is among the most important information
for me. And i'm glad reading your article. But wanna remark on few general things, The website style is wonderful, the articles is really great : D. Good job, cheers

Also visit my weblog Cost Of Dental Implant

9:53 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home